Skip to content

Síntomas y causas de una microbiota alterada

Departamento de nutrición de Capsa Food


El intestino humano es un órgano complejo, y en él se encuentra un hábitat natural de una población de numerosos y diversos microorganismos que conviven en la superficie de la mucosa intestinal, formando un ecosistema simbiótico. La mucosa intestinal y su microbiota desarrolla funciones esenciales para nuestro organismo como son: la permeabilidad y el efecto de barrera defensiva contra los patógenos, la acción de la homeostasis inmunomoduladora, el metabolismo de los nutrientes, la síntesis de componentes esenciales bioactivos y la regulación del metabolismo energético.

En un estado normal, y bajo el seguimiento de hábitos saludables, como es una alimentación equilibrada y variada en combinación con la actividad física, la microbiota intestinal se fortalece y mejora sus funciones principales. No obstante, existen factores extrínsecos e intrínsecos que pueden llevar a un desequilibrio de la microbiota intestinal, provocando alteraciones y conduciendo a una inflamación intestinal.

Factores que alteran tu microbiota

Entre los factores intrínsecos más destacados, se encuentra la carga genética y fisiológica del huésped, la edad, el género, el metabolismo y la nutrición endógena, mientras que los factores extrínsecos con mayor influencia son: la carga microbiana del ambiente, factores cotidianos como hábitos y tipos de alimentos, el estrés, consumo de agua clorada y alteraciones del sueño; siendo estas últimas menores, comparadas con las producidas por el consumo regular de medicamentos. Los antiinflamatorios, laxantes, antiácidos y antibióticos, pueden impactar de forma considerable sobre el equilibrio de la microbiota intestinal,  reduciendo drásticamente las poblaciones dominantes y sus metabolitos, y disminuye la capa de la mucosa intestinal (función de barrera); combinación que favorece la adhesión y la colonización de patógenos oportunistas, y por lo tanto, el mayor desarrollo de enfermedades.

Las actividades principales de la microbiota se ven dañadas por la disbiosis provenida de los factores mencionados anteriormente, y con el tiempo muchas veces se manifiestan de distintas formas y síntomas. Entre los más destacados se encuentran:

  • Malestar estomacal e intestinal: los trastornos estomacales e intestinales como los gases, hinchazón, el estreñimiento, la diarrea y la acidez pueden ser signos de un intestino inestable, ya que encuentra más dificultades para procesar los alimentos y eliminar los residuos.
  • Dificultades metabólicas: el desequilibrio del intestino y su microbiota puede llegar a alterar los procesos metabólicos., ya que el cambio de la microbiota puede afectar a la capacidad del cuerpo para absorber y metabolizar los nutrientes, situación que puede conducir a una pérdida u obtención de peso.

La tendencia al sobrecrecimiento de microorganismos con una mayor eficiencia en la obtención de la energía, se asocia con el desarrollo de enfermedades como la obesidad o la diabetes tipo 2.

Intolerancias alimentarias:

De la misma manera, la alteración de los procesos metabólicos, en función de la disbiosis de la microbiota intestinal, puede afectar a la secreción y a la producción de componentes importantes (enzimas, componentes bioactivos) que forman parte en la digestión de algunos alimentos. Esto puede producir síntomas desagradables como hinchazón, gases, diarrea, dolor abdominal y náuseas.

Enfermedades inmunitarias:

Numerosos son los trabajos que han relacionado la microbiota intestinal, con el desarrollo y la función del sistema inmunitario del huésped. Una microbiota alterada se puede asociar con una inflamación que altera el funcionamiento del sistema inmunitario. Nuestras defensas se ven afectadas, cosa que da en lugar en el desarrollo de enfermedades autoinmunes o que seamos más vulnerables en infecciones víricas.

Problemas con el sueño:

Nuestra capacidad para dormir también es un síntoma que algunas veces puede ser causado por la disbiosis de la microbiota intestinal. La mayor parte de la serotonina del cuerpo, hormona que afecta al estado de ánimo y del sueño, se produce en el intestino. Por ello, los daños en el intestino pueden perjudicar la capacidad de dormir bien.

Test de Microbioma

Dentro de nuestro proyecto de Nutricion de precisión de 39ytu, disponemos de nuestro test de microbioma analiza exhaustivamente el ADN de las bacterias presentes en nuestro intestino para conocer si existe desviación en relación a nuestras dianas de salud; seleccionadas por mayor prevalencia en nuestra población, como son: control glucosa, reduce colesterol, disconfort digestivo, disconfort intestinal, regularidad intestinal e inmunidad.

test de microbioma

 

Bibliografía

  1. Brown, K., DeCoffe, D.,Molcan, E., & Gibson, D. L. (2012). Diet-Induced Dysbiosis of the Intestinal Microbiota and the Effects on Immunity and Disease. Nutrients, 4(8), 1095–1119. doi:10.3390/nu408109
  2. Salinas de Reigosa, Belén. (2013). Microbiota intestinal: clave de la salud. Salus, 17(2), 3-5. Recuperado en 13 de enero de 2022, http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1316-71382013000200002
  3. Lobionda, S., Sittipo, P., Kwon, H. Y., & Lee, Y. K. (2019). The Role of Gut Microbiota in Intestinal Inflammation with Respect to Diet and Extrinsic Stressors. Microorganisms, 7(8), 271. doi:10.3390/microorganisms7080271
  4. Wen L., Duffy A.. J Nutr. 2017 Jul; 147(7): 1468S–1475S. doi: 10.3945/jn.116.240754
  5. Hasan N,Yang H.PeerJ., 2019; 7: e7502. Published online 2019 Aug 16. doi: 10.7717/peerj.7502

 

 

Comentarios